¿Quién soy?

Mi nombre es Vega, y soy la artesana, diseñadora, mamá, arquitecta y mujer que habita la trastienda de Mariposa Pititico.

Artesana y diseñadora

El reposo durante el embarazo y la montaña rusa emocional de la maternidad me llevaron a mis manos, y poco a poco fui encontrando en la elaboración de objetos una salida a mi energía creativa, disfrutando del trabajo mental y de la habilidad de mis manos.

Mamá

Orgullosa mamá de dos niñas fabulosas que dan alegría a mi vida, lo más transformador que me ha ocurrido, una tremenda oportunidad para re-conocerme, re-encontrarme, re-inventarme... Un viaje intenso, duro, reconfortante, doloroso y emocionante.


Arquitecta

Es mi formación, ejercida de forma liberal durante diez años. Soy sabedora de que haga lo que haga, es una arquitecta quien lo hace. Mi mente técnica acompañando a mi corazón.

Mujer

Y como tal, poseedora de una energía vital cíclica que poco a poco voy entendiendo y manejando.

¿Qué me mueve?

La honestidad

Lo que pienso y lo que digo, lo que hago y la utilidad, lo que siento y la belleza, lo que soy...

Mariposa Pititico es la puesta en práctica de la honestidad conmigo misma, trasladar los valores en los que creo a mi vida y vivir en coherencia con ellos.

La belleza de los detalles

Pienso que la calidad y la calidez se distingue sin esfuerzo cuando la tenemos delante, sea de manera consciente o no.

Bonito por dentro y por fuera

No me conformo con una bonita apariencia externa, me interesan también los interiores, los acabados y los detalles.

El gusto por las cosas bien hechas...

... por aquello de que me deja un gratificante poso de satisfacción y orgullo al concluir un trabajo.

Soy exigente y me gusta serlo.

La creatividad

La creatividad me permite transformar mi entorno y mi realidad, dando origen a forma, belleza, sustento y confort a partir de materias primas que se combinan y transforman mediante una esmerada ejecución.


La ecología

Entendida como el cuidado de los ecosistemas a través de sus materiales, procesos, individuos y relaciones.

Pongo mi creatividad, mi singularidad, y el perfeccionismo de mi mente técnica al servicio de las relaciones entre las personas y de los universos personales individuales. Y aspiro a poner con ello mi granito de arena para un mundo más sostenible.